30 de julio de 2013

Fichajes a seguir: Fabricio Fontanini

Hace algunos días, comentamos la llegada Guillermo Sara a la liga española, más concretamente a las filas del Real Betis Balompié. Hoy, en este apartado que trata de comentar un poco algunos de los refuerzos más interesantes pero que pasan desapercibidos para la mayoría de focos públicos, nuestro protagonista es Fabricio Fontanini, otra herramienta de Atlético de Rafaela, que al igual que Sara, parte en busca de mayores desafíos.


Nacido hace 23 años, (30 de Marzo de 1990) en Santa Fe, Fabricio Bautista Fontanini se ha ido formando en los equipos menores de Atlético de Rafaela, del cual solo salió en la campaña 2010-2011 para militar en Quilmes. En su club comenzó a hacerse hueco en el plantel profesional en la segunda división argentina, colaborando activamente a la consecución del ascenso de los rafaelinos. Una vez en primera, su importancia en el equipo ha ido acrecentándose hasta convertirse en uno de los principales activos del club, llamando la atención de equipos con un potencial mucho mayor, como Boca Juniors o el propio San Lorenzo, que en este mercado de fichajes ha decidido incorporarlo, abonando aproximadamente medio millón de euros por la mitad de su pase.

¿Quién es Fabricio Fontanini?

Fabricio Fontanini es un defensor diestro, de marcada y desarrollada corpulencia física, al que algunos comparan con el gran Carles Puyol, y que tanto en fisonomía, como incluso en algunos aspectos meramente futbolísticos, puede parecer que estas semejanzas van algo más allá de lo anecdótico. Obviando este detalle, Fontanini es un zaguero que ofrece versatilidad, seguridad y entrega.

Versatilidad porque es un jugador que está acostumbrado a jugar en varias posiciones de la defensa. Puede hacerlo de defensa central, su posición original, la mayoría de ocasiones en el lado izquierdo del centro de la retaguardia, pero también se conoce al milímetro la demarcación de lateral derecho.

Seguridad. Es un jugador que muestra una gran serenidad y aplomo en relación a su edad. Esta forma cabal de defender al equipo le ha llevado a portar el brazalete de capitán. Se le puede ver siempre muy centrado, consciente en todo momento de cual es la tarea que tiene que llevar a cabo y transmitiendo esa confianza al resto de sus compañeros.

Entrega. Fontanini es un defensor con un alto grado de capacidad de sacrificio. Utiliza su fortaleza física para ir al choque, donde tiene muchas posibilidades de salir vencedor en el cuerpo a cuerpo. Contundente y expeditivo, va muy bien al corte y se muestra pegajoso en la marca.


No llama la atención cuando tiene la bola en los pies, de hecho no pretende destacar, complicándose lo menos posible, optando por el pase más sencillo. Otra de sus grandes virtudes es su potente juego por arriba, donde se convierte en una las principales bazas de su equipo en jugadas a balón parado, tanto en defensa como cuando se incorpora al ataque, con un vigoroso salto que le posibilita rematar con gran violencia.

San Lorenzo se lleva a uno de los defensores más prometedores de Argentina, en busca de un proyecto que intentará reverdecer viejos laureles, de la mano de un Juan Antonio Pizzi que en el último torneo ya demostró estar a la altura de las exigencias del ‘ciclón’.