11 de noviembre de 2012

Ha vuelto para quedarse.



El chicharito está de vuelta, para alivio de Ferguson y de toda la afición red. El delantero mexicano ha vuelto a ser el que era, ese hombre revulsivo y decisivo que siempre salía para apagar el fuego y acabar a base de zarpazos con los problemas del United. Con sus dos goles ayer ante el Aston Villa, y sumados a los tantos que consiguió ante el Chelsea tanto en la Premier como en la Copa de la Liga y ante el Braga en la Uefa Europa League en ambos partidos, ya son ocho las veces que el ariete ha visto puerta con el conjunto inglés, y eso sin contar los que ha marcado con la tricolor esta temporada, que son otros tres.

Lo cierto es que había ganas de que volviera por sus fueros. El rendimiento que ha dado en sus dos últimas temporadas en Manchester ha sido asombroso, sobre todo en su primer año, que se supone que es el más difícil por el tema de la adaptación, pero fue precisamente ahí, donde Javier Hernández nos sorprendió a todos con unas cifras espectaculares, y no solo eso, si no que además se convirtió en un jugador totalmente trascendente en el título de liga. La temporada pasada fue también importante, pero no tanto. A pesar de que sus cifras no fueron malas (10 goles en 28 partidos) el jugador estuvo en un 2º plano gran parte de la temporada. Lo cierto, es que el mexicano fue duramente criticado a raíz del mal inicio liguero de los reds devils, hecho que se acrecentó cuando el equipo fue eliminado de la fase de grupos de la UCL en favor del Basilea. Fue con total seguridad el peor momento del delantero desde que aterrizara en tierras inglesas.

Pero esta temporada todo ha cambiado, el mexicano parece haber recuperado su estado de gracia y está siendo vital en las últimas semanas para el conjunto de Sir Alex. Con sus goles, ha culminado las dos últimas remontadas de los diablos rojos en liga, primero con un gol ante el Chelsea y ayer con dos goles y una asistencia frente al Aston Villa para afianzar el liderato de su equipo en la Premier. El mexicano está resurgiendo y vuelve a ser el hombre de confianza del técnico. Sus últimas actuaciones lo definen como lo que es, un ratón de área al que le encanta colarse entre la espalda de los defensores y empujar el balón al fondo de las mallas. Sin embargo, mucho va a tener que trabajar para volver a ser indiscutible en el once titular, ya que por una vez, los goles no le van a servir para afianzarse como hombre punta. Este año la competencia en la delantera es brutal, Rooney es intocable y Van Persie es posiblemente el mejor 9 de la Premier. Eso si, parece que como recambio en la delantera el mexicano es el número uno, y solo él puede hacer que esto cambie. 

De lo que si estamos seguro es de que los diablos rojos de Manchester no van a sufrir esta campaña de sequía de cara al marco. Menos mal, pues la competencia por el título esta temporada es enorme, ya no es solo el City el gran rival, el Chelsea también se ha sumado a esta lucha. Toda ayuda es poca, la carrera por la consecución de la liga ha empezado, y el United va a necesitar que vuelva ese delantero que no hace mucho nos dejaba con la boca abierta cuando el balón merodeaba el área, ese delantero que de tres pelotas que tocaba, dos y media iban para dentro. El Chicharito ha vuelto, y esperemos que sea para quedarse.