17 de noviembre de 2012

Tres históricos al borde del abismo

Cuando la pelota echa a rodar la historia importa poco o nada. Lo hemos podido comprobar en multitud de ocasiones, como equipos humildes han conseguido vencer a otros infinitamente superiores o clubes que lo han ganado todo se han despeñado por el más rotundo de los fracasos. Quizás el último gran ejemplo fuese River Plate, la institución con más títulos de Argentina al que una calamitosa gestión de sus dirigentes hizo conocer por primera vez en su historia lo que significaba un descenso. En esa misma tesitura se encuentran actualmente varias escuadras con un pasado glorioso, que sin embargo se tendrán que batir el cobre de lo lindo en las próximas semanas si no quieren perder la categoría.

Palmeiras tiene pie y medio en la Serie B

Hasta en 8 ocasiones ha conseguido levantar Palmeiras el Brasileirao, también cuenta en su haber con una Copa Libertadores y en 2011 fue campeón por segunda vez de la Copa de Brasil. Ahora todo eso parece quedar demasiado lejos. Una pésima temporada ha situado al club paulista cada vez más cerca del precipicio. En su plantel encontramos grandes jugadores como Jorge 'el mago' Valdivia o Marcos Assunçao, que sin embargo parece que no podrán evitar lo que sería el segundo descenso (tras el de 2002) en la historia de una institución que en un par de años cumplirá un siglo de vida.


Las matemáticas indican que el 'verdāo' necesita poco menos que un milagro. A 7 puntos de la salvación cuando solo faltan por disputarse 9, su gran esperanza es el calendario que le queda, ya que tiene que visitar a Flamengo y Santos, y recibir a Atlético Goianense, y ninguno de ellos se juega nada. Esa es la visión optimista. La pesimista es que a los equipos que puede alcanzar, Bahía y Portuguesa, también se enfrentan a rivales que no tienen mayor ambición que la de conseguir unos tres puntos que no le servirían de mucho para su posición final en la tabla.


Independiente y San Lorenzo viven en el alambre

Ambos son considerados dos de los cincos grandes del fútbol argentino, junto a Boca Juniors, River Plate y Racing Club. Independiente no ha descendido jamás en sus 108 años de historia, San Lorenzo solo lo hizo en 1982. Ahora, tanto uno como otro pelean por mantenerse en la máxima competición del fútbol argentino, la cual podrían abandonar si quedan en uno de los tres últimos puestos de la clasificación, dado su bajo promedio de puntos por sus últimos malos campeonatos.


San Lorenzo ya evitó el desastre el pasado mes de Junio, cuando en la última fecha se salvó agónicamente de caer a la B. El pasado semestre tampoco fue nada productivo para 'el rojo', que solo se alejó de los últimos puestos con la llegada al banco de Christian Diaz. A falta de la disputa de cuatro encuentros para que concluya el Torneo Inicial, así está la clasificación y este es el calendario que les espera a todos los equipos inmersos en la lucha por la salvación.



El caso de Palmeiras, Independiente o San Lorenzo, no es más que el resultado de equipos que demuestran sobre el césped una mala gestión desde su cúpula y la prueba fehaciente de que el fútbol no tiene memoria, y los domingos no entienden de historias ni palmarés.